La alegría de ver a mi hija aprendiendo a leer

letras
por @patyleiva

Escuchar su vocecita leyendo pausadamente cada cosa que se le cruza por delante es por lejos uno de los mejores sonidos de la vida. La concentración que pone en cada letra y sílaba hasta llegar al triunfo de comprenderla por completo le provocan una satisfacción inmediata, y a mí, emoción entre ver a mi niña que aprende y a mi guagua que va desapareciendo.

“A- R – RR – I – ARRI – E- N – EN – END – O – A – RR – RRI – ARRIENDO!”

Me fascina ser testigo de cómo el mundo se está abriendo literalmente ante sus ojos. Me pongo a imaginar lo que es ser analfabeto en un mundo lleno de letras, de libros, de información –como si nos sacaran de nuestra ciudad y nos pusieran en China o en Rusia y no entendieramos ni siquiera los caracteres, que desesperación!– y que de un momento a otro se develaran todos esos signos incógnitos en palabras que no entendíamos antes.

Es impresionante ver cómo cambia su vida en poco tiempo cuando pasan de no saber, a saber leer y escribir. Lo más bonito es que siento que ella está muy consciente de lo maravilloso que es este mundo de las letras, ojalá lo siga disfrutando siempre!