¿Cómo peinarse en el parto?

ballerina
por Andy

El otro día hablaba con una amiga que espera su primer hijo sobre el corte de pelo durante el embarazo. Ella tiene ganas de cortárselo bien corto pero todo mundo le dice que se le va a ver la cara muy redonda. Yo digo que filo con la cara redonda, que lo importante es que el pelo alcance para hacerse una colita, porque para mi era muy importante tener la cara despejada en el parto (y después también!).

Recuerdo cuando nacieron mis dos hijos, haberme llevado un cintillo de esos bien simples que son como una bandana de tela elasticada de unos 3 cms de ancho y collets para amarrarme el pelo en una cola o tomate y así tener la cara libre de pelitos que me estorben o distraigan cuando lo único que quiero es concentrarme en la guagua tanto en el parto como al amamantar.

Si al igual que yo les molestan las distracciones capilares, agreguen al kit de la clínica un buen cintillo y un par de collets (obvio si es que tienes tiempo de preparate). Suena obvio pero si uno no los tiene en el momento, vaya que se echan de menos.

Crédito de foto: John Spade, bajo la licencia Creative Commons