Barbie evoluciona y adopta cuerpos más realistas

barbieevolved
por @patyleiva

Barbie ha realizado su mayor cambio desde su creación en 1959. La semana pasada Mattel lanzó oficialmente la Barbie evolucionada (‪#TheDollEvolves‬), que presenta nuevas muñecas en 4 distintos tipos de cuerpo, con 22 colores de ojos distintos, 24 cortes de pelo diferentes y 7 tonos de piel.

En este video de Mattel, vemos a niñitas distintas jugando con sus muñecas distintas. Lo más importante acá es el paso que se da para alejarnos de los estereotipos –alejar a las niñas de los estereotipos– que Barbie ha promovido históricamente al presentar un solo tipo de cuerpo irreal y desproporcionado que, según muchos estudios ha derivado en problemas de autoestima que conllevan enfermedades más graves como anorexia y bulimia en niñas que de chicas jugaron con estas muñecas que no se parecían en nada a ellas (porque no tienen proporciones humanas, si no, vean a l “barbie humana” y sus operaciones por convertirse en una muñeca de carne y hueso).

El mensaje que Mattel entrega en sus entrevistas (CNN) es “debemos hacer que las niñas sepan que la forma de su cuerpo da lo mismo y que todo es posible”.

Me parece una muy acertada jugada de la marca, primero, porque es muy importante que las niñas de hoy tengan opciones que fomenten su autoestima y que nada dañe su propia opinión de su cuerpo y del de las demás mujeres, lo que va más acorde a los tiempos feministas en que vivimos.

Yo fui una de esas niñas que jugaban a las Barbies en los setentas, cuando la mayor novedad era conseguir una Barbie que no fuera rubia. Perseguí por años la Barbie Escosesa que tenía mi amiga Cynthia (que en su casa también tenía auto, caballo y casa con asensor), se la encargué a mi papá en cada viaje de trabajo que tuvo, pero nunca la encontró, pero en su lugar me trajo la española, que tenía el pelo negro azabache y la piel morena. Fue lejos mi favorita. Aunque seguramente en la niña que fui, predominaba un deseo estético, el hecho de tener alternativas y apreciar la diversidad, es algo que los niños deberían tener siempre a su disposición si queremos que sean personas de criterio amplio y con capacidad para desenvolverse en un mundo en el que, fuera de la burbuja que a veces los colegios creal alrededor suyo, la gente es distinta a ellos.

Lo que más me gustaba de jugar a las Barbies era la posibilidad de inventar historias, aventuras, de crear escenarios, armar casas con todas las cosas que pillara, un envase de yogurt podía convertirse en una silla o una caja de lapiceros podía ser un sofisticado equipo de sonido, herramentas que me servían para decir que de grande quería ser profesora, gimnasta y diseñadora. Por eso me gustó este video donde muestran las ilimitadas posibilidades de imaginar cuando los niños juegan.

En Mattel no tienen un pelo de tontos, y esta estrategia que nos agrada a muchas, seguramente será también un éxito comercial, ya que las niñas van a querer tenerlas todas. Al menos eso quisiera yo si fuera una niña, así que si a las niñas no se les ocurre comprarla, a sus madres seguramente sí, así que auguro un éxito generalizado. Veamos como reacciona el mundo.