El juguete favorito

samipor Juana Rosa

Mi hijo es el primer y único nieto de sus cuatro abuelos, así que la cantidad de regalos que recibió en navidad fue ridícula. Hasta un resbalín le llegó. Y si bien abrió ultra feliz cada regalo y jugó con cada uno de ellos, finalmente es totalmente predecible y siempre vuelve a su juguete favorito: la pelota.

A veces pienso que tiene una obsesión, y hasta me preocupo un poco – otras veces me veo viviendo en Italia con él convertido futbolista pro. Ja-, es que con sus apenas 17 meses, no sale sin su pelota. Se mete con ella a la tina y después se la lleva a la cuna. Y si llega a pasar que estamos en algún lugar sin gol gol – como les dice él -, agarra lo más redondo que pille y lo empieza a chutear. Desde una piedra hasta un tarro de papas fritas. Todo es cancha, o más bien, todo es balón.

Por suerte su juguete favorito es fácil de encontrar o armar, porque cuando no está, hay drama. No hay llanto más falso-pena-alharaco que su “no está el gol gooooool, snif snif”.

¿Sus hijos tienen un juguete que no sueltan?

2 COMMENTS

  1. La Josefa! (muñeca de trapo, tiene ese nombre de fábrica) A la Gracia se la regalaron para su cumpleaños y desde ahí no la suelta. Duerme con ella, la acuna, le da chupete, leche y agua y gatea con ella a la rastra, y entre otras cosas la hace bailar. Pese a tener juguetes más complejos creo que es el favorito, le sigue un chanchito alcancía.

  2. Los lego. No es que no pueda vivir sin ellos, pero me da risa como los cuida y los guarda, y como aquellos que no son lego-lego viven en otra dimensión que los legos de verdad. Tienen otra caja y se arman otras cosas, de repende se mezclan, pero a la hora de guardar tienen un destino muy distinto…y sin saber el que son alternativos! (sólo dice que no encajan bien).

Comments are closed.