Pre-baby shower: las herencias de las amigas

prebabyshower

por Blanca

Tengo varias amigas que hace poco tuvieron guagua. En casi poco más de un año llegaron cuatro nuevos sobrinos postizos a mi vida y son la alegría de las salidas a los parques y las reuniones que pasaron de ser carretes nocturnos a almuerzos familiares.

Con tanto papá y mamá chocha, las compras de artículos varios para apoyar la crianza se multiplicó exponencialmente, más aún si consideramos a abuelos, tíos y amigos que siempre les gusta contribuír con su regalito.

Yo fui la última que quedó embarazada y para mi sorpresa, mis amigas organizaron un pre-babyshower con la intención de heredarme todas las cosas que tenían guardadas acumulando polvo en una esquina o en bodegas, antes de que yo me pusiera a comprar las propias. Todo esto con la doble intención de que yo no gastara plata de más (gracias miles) y de deshacerse de todo lo que ya no usaban.

Es la mejor idea que han tenido y son los regalos más oportunos que he recibido. Me dieron desde cosas super básicas, como coche, bañera y una cunita, hasta cosas que, como primeriza jamás hubiese ocurrido comprar y que me han sido super útiles, como una sillita mecedora para los primeros meses, un columpio de bebé y un gimnasio.

Con todo esto, no compré mucho para el nacimiento, de hecho casi nada, además la mayoría de las cosas que me heredaron estaban en perfectas condiciones o solo necesitaban una lavadita para quedar impecables.

Confieso que de todas maneras estaba con un poco de ansiedad por si no estaba bien aperada para recibir a mi pequeña, pero de a poco me di cuenta que no es necesario consumir de todo, que uno no va a ser mejor mamá por comprar más aparatos, solo hay que pensar en los escenciales que no pueden olviadarse (como la cuna o cosas para vestir y mudar). Además, si tienes lo básico, va a quedar tiempo por delante para ir evaluando y comprando lo que realmente necesitas en cada etapa de tu bebé.

Con toda esta buena onda de heredar y dar lo que uno ya no usa, ya contacté una potencial heredera de todas mis cosas y tengo clarisimo que le dará un buen uso a todo. Saber que estas mismas cosas le servirán a otra mamá para cuidar a su hij@ dibuja una sonrisa en mi cara.

Link foto: Keith Williamson

2 COMMENTS

  1. A mi me llegaron cosas de embarazada, como pantalones, asi solo tuve que comprar un par pa la pega y listo! También poleras y camisas. Creo que ropa de embarazo en general no se necesita mucha, depende de la ropa que ya tengas, pero un par de pantalones son lo mejor. También me llegaron un par de sacaleches, protectores de pezón, vitaminas, crema de lanolina y más. Quedé aperadisima. 😉

  2. Una amiga me regaló unos 8 kgs de ropa para el bebé. Lo bacán es que el suyo era niño y el mío niña, entonces con todo lo que definimos como “unisex” voy a poder contrarrestar la marejada rosa que se me viene en el baby shower (intentaré por todos los medios sugerir a los invitados que eviten ese color pero, conociendo a mi familia, veo difícil que pesquen).
    Aparte de la ropa, me pasó un fular, el moisés, la silla mecedora para los primeros meses, el portabebé para mi pololo, un cojín de lactancia y un par de cremas.
    La media salvada..

    Otra cosa que he hecho, y mucho, es comprar ropa usada por internet. Hay cosas preciosas y en excelente estado… y barata, obvio.
    Saludos!

Comments are closed.