La autoridad amenazada por falsas amenzas a los hijos

amenaza

por Malu

En una junta con dos amigas, conversando de todo un poco como se suele hacer con las amigas, salió obviamente en tema de los hijos. Hablamos de lo difíciles que son algunos, de lo exquisitos que son también, en fin, todo lo eterno que uno puede hablar de sus hijos. En una parte de la conversación, una de mis amigas dice la siguiente frase, refiriéndose a su hijo de 3 años: “entonces yo le digo que si no se pone la ropa, el papá se va a ir sin él y lo va a dejar en la casa sin ir al jardín, y él no se inmuta, le importa cero y sigue sin vestirse”.

Yo no quise pasar por psicóloga ni mucho menos, pero justo había ido hace poco a una charla en la que se habló de las formas en que los padres perdemos autoridad con los hijos, y justamente el tratar de que los niños obedezcan a través de amenazas es lo menos productivo que hay, porque los niños no son nada de tontos y saben perfectamente que la mayoría de las veces no vamos a cumplir lo que estamos diciendo, entonces se siguen portando como les parece, por ejemplo el hijo de mi amiga, sabía perfectamente que nunca lo iban a dejar en la casa sin ir al jardín.

En realidad a veces no es necesario dar explicaciones o buscar consecuencias, debería bastar con una orden la cual los niños deben cumplir porque nos respetan como autoridad. Pero nuestra conversación siguió y nos empezamos a acordar de muchas otras amenazas que decimos sin pensar y que analizándolas un poco, son muy ridículas. Por ejemplo: “si no dices la verdad, te va a crecer la nariz”, “si sigues con la pataleta te van a llevar los carabineros”, “Si no te pones el cinturón te van a llevar preso” o la típica “si te comes las pepas te va a salir un árbol en la guata”.

En fin pueden ser miles los ejemplos, lo bueno es que con mis amigas nos dimos cuenta que es mejor empezar a dar las ordenes simplemente sin buscar ningún tipo de justificación.

¿Hay alguna amenaza que utilicen que quieran compartir y dejar de usar?!

Link foto: Claire Shovelton

4 COMMENTS

  1. Yo también usaba esas típicas amenazas de “Si no te vistes no vas a ir al jardín” o “entonces no vamos a salir”, cosas que uno sabe que no puede cumplir. Ahora uso frases que se puedan cumplir como “Si no te vistes apago la tele” o “Hoy no vas a jugar con el tablet”, en fin, cosas que le importan, pero que tampoco son traumáticas.

  2. No se si sea una “amenaza” pero lo que yo hago es… decirle que contaré hasta 3, y empiezo a decirle… uno, contaré hasta 3 y cuando diga 3 te voy a quitar el telefono (por ejemplo), voy en uno, cuando llegue a 3 te enojaras … y te quitaré el telefono… dos, despues del dos viene el 3, cuando diga 3 ya sabes lo que pasará…

    y creo que nunca, o un par de veces nada mas, he llegado al 3…

  3. Jajaja, yo también cuento hasta tres!!! Y funciona… lo único es que el día que no funcione, no tengo idea qué voy a hacer cuando diga tres!!! Pero parece que ella se pasa películas sola de lo que podría pasar, porque cuando voy diciendo TRRRRRR ya corre a hacer lo que sea. Lo de las amenazas en cambio es un desastre, aunque tod@s caigamos en usarlas… a estas alturas, cuando se me escapa alguna del tipo ‘no vas a ir al cole’ ‘no vas a ver más películas’ mi hija de 7 años me dice ‘no, no es verdad’. Plop.

  4. Jajajajaj creo q las he dicho casi todas y es cierto q no resulta porq la cabra chica no pesca ni en bajá!

Comments are closed.