Guiar el sueño de los niños

suenos
por @patyleiva

No sé si fue mi mamá quien se lo enseñó a mi hija, mi hija a mí o yo a ella, el caso es que las últimas semanas me ha pedido que, para quedarse dormida, después del cuento, le “guíe el sueño”. Me lo dice así, con esas palabras, lo que a sus 5 años me parece el doble de tierno.

La idea consiste en que cuando ella esté acostadita, con cabeza en la almohada y “voluntad de sueño” (como les digo cada noche desde que nacieron para que se pongan en modo “dormir”), yo le hago cariño en el pelo y le hago imaginar escenarios lindos, cosas agradables y tranquilas que yo sé que le gustan, para que se relaje. Pueden ser imagenes del campo, de playa, cascadas, montañas, animalitos… Claro que me di cuenta que si le relato situaciones o lugares muy precisos se distrae, se pone alerta, abre los ojos y busca en su cabecita la referencia, así que he optado por conversale cosas un poco más etéreas, con algo de fantasía, pero siempre con naturaleza y calma. Se duerme a los pocos minutos y me quedo con la sensación de que tendrá sueños lindos.