Carretear con guagua

matrimoniopor Juana Rosa

A los seis meses, mi hijo ya había ido a 6 matrimonios. De los 16 matrimonios que tuve en los últimos 8 meses (sí, 16), 6 fueron de día, y el enano nos acompañó a todos. Y yo creo que los disfrutó. Lo regalonearon, bailó en las mochilas canguro y durmió ricas siestas veraniegas en su coche al aire libre.

En general no me hago problema en llevar a mi hijo (ahora de 10 meses) a los carretes. Mientras sepa que habrá un lugar tranquilo y abrigado donde lo pueda dejar durmiendo en su coche, salimos con él. Y pretendo seguir haciéndolo. Aunque varios me han dicho que cuando esté más grande será más difícil porque se pondrá inquieto y se le desordenarán los horarios, tiendo a pensar que al final eso depende de la personalidad del niño (y la de sus padres) y hasta ahora mi guatón ha demostrado ser un excelente acompañante de salidas.

Quizás mi convencimiento viene de mis recuerdos de quedarme dormida decenas de veces en las camas de los amigos de mis papás cuando era chica. Eso sí, quizás como yo fui hija única hasta los 12, era más fácil que me llevaran a todos lados.

¿Ustedes carretean con sus hijos?, ¿se puede cuando tienen más de uno?

Link foto: Rodrigo Pizarro