Niños que se portan bien

portarse bien
por Cux

¿Qué es en realidad que un niño se porte bien? Yo ya cambié mi pensamiento y seriamente creo que el portarse bien es un estado mucho menos idílico de lo que yo suponía antes de tener 3 hijos.

Mi primer hijo resultó ser bastante tranquilo. Lo atribuyo a ser primerizo. Con dos padres encima de él, sin tener mucha noción de nada y abocados casi en un 100% a sus cosas, nunca se nos escapó de las manos, nunca hubo un reto excesivo por nada, nunca se le llamó la atención más de una vez, lo que para mí parecía el sueño del pibe. Mientras miraba a otras madres queriendo huir de las porfías de sus hijos, nosotros lo pasábamos de lo más bien, siempre todo muy controladito. Y también asumía que nosotros estábamos haciendo bien la pega de padres.

Luego, cuando los mellizos -mis segundo/tercer hijos- crecieron, todo cambió y conocimos lo que ahora -estoy segura- es la realidad. La vida con niños está llena de desordenes, de peleas, de no dormir bien, de pensar y pensar qué cresta uno está haciendo mal, de gritos -y por supuesto también está llena de lo mejor de la vida, pero eso ya lo hemos hablado-.

Esto no significa que llevemos una vida tormentosa ni mucho menos que estemos infelices, pero quiero escribir de lo poco fácil que es criar bien, con conciencia. La cosa parte desde que ellos son muy chicos, si uno hace el trabajo duro desde el principio, cada día va siendo más fácil, cada día hubo algo aprendido y hay algo más solucionado.

Mis hijos de tres años han revolucionado lo que nosotros pensábamos estaba más o menos resuelto. Todo ha sido demasiado distinto y creo que la familia con 5 integrantes es mucho menos fácil de controlar que con dos -y muchísimo más fácil en algunas cosas también-. Mis hijos son hombres lo que hace que sean más bruscos, más activos y que todo funcione a mil por hora, aunque durante mucho tiempo no lo quise asumir, es una realidad.

Ya hace un tiempo entendí que portarse bien no solo significa que los niños obedezcan, se acuesten a la hora que uno quiere, ordenen. Significa también que ellos entiendan lo que uno quiere que entiendan, lo que significa aprender a vivir con otros. Mis hijos son capaces de desordenar la casa entera en 5 minutos y terminar de ordenarla en 6 horas, pero lo logran. Creo que entienden que son parte de este grupo que vive bajo el mismo techo y que si no remamos para el mismo lado, la cosa se descompensa. Hay veces que me han visto descontrolada y sé que se achacan y finalmente apañan. Y eso sí creo que es que un niño se porte bien.

Es largo y duro este trabajo, pero me gusta también que sea así, un aprender de ellos y nuestro. Que nosotros entendamos que un niño que no mueve un dedo no es lo ideal y que no es lo que yo quiero en mi familia tampoco. Vamos a seguir por este camino, con una vida muy poco tranquila y muy agotadora también, pero feliz, muy feliz.

7 COMMENTS

  1. A mi me pasa que siento que mis hijas se portan mucho mejor conmigo que con cualquier otra persona. Es típico eso de escuchar decir que en colegio son santos y en la casa un despelote, o que se portan mejor en las casas de amigos, pero yo siento que en mi caso es al revés y creo que tiene que ver con establecer rutinas. Yo no soy para nada ultra estructurada, pero dentro de nuestra flexibilidad diaria tenemos varias rutinas establecidas que permiten que la cosa fluya. Además sé como manejar sus pequeñas porfías o rebeldías, y se acaban al tiro (normalmente les cambio el tema). También creo que he ido aprendiendo a contenerlas en las cosas que les causan mayor frustración lo que ayuda a decir que no, cuando uno realmente cree que es no. También he aprendido a ser flexible, por ejemplo la chica escoge su ropa y hace las mezclas más raras, entonces a menos que sea algo especial, la dejo vestirse a su pinta, lo que le da mayor autonomía y poder de decisión en pequeños detalles. Es cierto que la crianza es tan difícil, pero también siento que a medida que uno va conociendo a sus hijos cada día se va haciendo un poquito más fácil.

  2. A mí al revés.
    Siempre ha sido un amor, especialmente en el colegio o con otras personas, pero ultimamente se ha hecho difícil en casa. Las pataletas están a la orden del día. Insulta, a veces golpea y yo ya no doy más.
    Y sigue siendo un amor en todas partes, por lo que hay veces que siento que soy yo la loca. Hoy ya me lo lloré todo por un escándalo en la mañana.

    • Me pasa igual :’/
      Hasta me siento como las pelotas, porque conmigo es insoportable en todo sentido y ya no se que hacer…
      Ahora estuve casi una semana con licencia, y mi esposo es de la idea de que si alguno esta en casa, la niña de dos y medio años no va al jardín… Pero wn ha sido horrible, al final estoy cada día menos tolerante, mas cansada, mas enojona y triste… Y la casa pa’ la caga, mas rato llega el papa y de seguro me preguntara: estuvo muy ocupada?

      Si eso pasa, de seguro saldremos de titular de la cuarta, porque en serio estoy colapsada

      • Pero trata de mandarla al jardín igual! A mí me pasa q los míos están acostumbrados y cuando se quedan en casa de puro aburridos q se ponen mañosos. Quizas un abrazo y una tranquilaconversacion pueden ayudar a aaveriguar q le pasa. Suerte y ánimo.

  3. Mi porota es una exquisitez … la adoro e idolatro al maximo, es niña feliz, canta todo el día, me dice que me ama, es simpatica, tranquila… pero de caracter fuerte, y cuando quiere algo, LO QUIERE. Cuando estamos solas me es facil cambiarle el tema o explicarle (se supone que ella y yo somos el equipo mama e hija, y el otro dia le explicaba que de este equipo yo soy la lider, por ende ella me debe obedecer, ella tb es parte importante del equipo, que me ilumina con su sonrisa y sus abrazos, y aunque hizo un pucherito, entendio). El punto es cuando hay mas gente, porque todos tienden a satisfacer sus necesidades y quieren darle todo, todos los dulces, pasarle todo, y no… al final me estresa mas compartir con mas gente cuando ella esta pesaita que cuando estamos solas… un amigo ayer me decia “aaaaa, tu educala, porque yo le pasaria todo, la dejaria hacer todo” “ahi esta la diferencia entre tu que eres el amigo y yo que soy la mamá”, le dije.

    Igual es una aventura ir descubriendo sus cosas…

  4. Me parece super importante en aspecto en el que lo importante es que entiendan lo que nosotros les queremos transmitir, ya que solo de esta forma podremos darles la educación que nosotros deseamos y que sea la correcta. Que los niños se porten mal y hagan trastadas, como bien se dice son cosas de niños.

    Muy interesante tu blog, felicidades.

  5. Yo creo que todo depende de mi estado de animo. mi bb tiene 18 meses y es tremendo todo el tiempo va de un lado a otro sacando las cosas y subiendo a los muebles, tengo que tener la atención puesta en el casi todo el día. pero como decia todo depende de mi estado de animo, si consigo dormir bien todo sera perfecto al otro día.

    y gracias, me gusto mucho el articulo

Comments are closed.