Hijo, qué rápido creces

leopoldogrande

por Eleonora.

Leopoldo, hijo mío, eres tan bacán. No sabes cuánto me maravillas cada vez que me preguntas algo que nunca se me hubiera ocurrido, o cuando me dices “mamá, regreso enseguida” en vez de decirme “mamá, vuelvo altiro” (yo sé que es porque ves los monitos con traducción mexicana). Me acuerdo cuando aún no hablabas y me mirabas con esos ojos redondos como examinando todo lo que hacía. Cuando llorabas y yo no sabía cómo ayudarte. Ahora cuando tienes hambre vas y sacas un yogur del refrigerador, cuando te enfermas tú mismo sabes que tienes que quedarte en cama, aunque te aburras.

Creciste tan rápido. Y yo sé que no soy la única mamá que mira a su hijo preguntándose qué pasó o adónde se fue todo ese tiempo. Creo que todas nos preguntamos constantemente cómo fue que esa guagua que se movía en nuestras guatas, ahora es esa persona que corre, salta, lee, escribe, habla e incluso planea su vida.  O sea, sé cómo fue, Leopoldo, estuve ahí, me acuerdo. Pero no deja de impresionarme. Me acuerdo cuando tu abuela lloraba cuando te tuve, y pienso que quizás ella pensaba algo parecido. Cómo esa guagua que ella tuvo en sus brazos, hace no tanto tiempo, ahora tenía una guagua propia.

Y quizás cuando llegue ese momento, y me des nietos hermosos, tan hermosos como tú, te mire y vea esos mismos ojos redondos, brillantes de orgullo. Esos ojos redondos que me miraban mientras te amamantaba, que todos los días me miran entreabiertos cuando te despierto para ir al colegio. Esos ojos redondos que se parecen a los míos. Ay Leopoldo, lo imagino y me dan ganas de llorar. Porque sé que ni me voy a dar cuenta y estaremos ahí. Porque creciste demasiado rápido, y no paras —¡nunca pares!— de crecer.

10 COMMENTS

  1. Que lindas palabras, me senti profundamente identificada, creo que a todas las mamás no pasa lo mismo, yo también miro a mi hijo y siento esa dualidad materna de morir de orgullo y de “porfavor no crezcas mas”, sin embargo muero de orgullo por sus logros y por animarlo a obtener mas aun.
    Lindas, lindas palabras, se nota que tu hijito es un niño feliz 😀

  2. que linda y emotiva tu reflexion…
    Con eso entiendes que todas nos vemos reflejadas en ti…
    En ese hermoso cariño con el que miramos a los ‘bebes’

  3. me hiciste llorar! deben ser las hormonas del embarazo. Estoy esperando a mi primera niña y no dejo de pensar en que momento me convertí en adulto, me independicé, me casé y ahora espero a mi bebé, pasa tan rápido el tiempo que solo de pensar en que esta niña niña que viene en camino pasará por lo mismo, que palabras chistosas dirá, que cosas le gustará, como será, se parecerá a su papa? a mi? a los abuelos?. Mi padre cuando me vió la panza hace unas semanas lloró de emoción, soy su princesa y probablemente recordó lo que tu recuerdas ahora, el tiempo pasa, todos crecemos y vamos concretando etapas, la clave es disfrutarlas!!!!! así no sientes que pasa el tiempo en vano. Un abrazo cariñoso

  4. Soy mamá primeriza de una gorda de 7 meses, y es tremendo ver cómo crece día a día y de poco está dejando de ser “mi guaguita”. Ayer dijo “ma -má”… yo sé que ni siquiera sabe lo que significa, pero me sentí tan emocionada, cuando de pronto mientras le hacía cariño me quedó mirando con sus grandes ojos y dijo esas dos sílabas. Pensé que hace un año atrás apenas se notaba en mi panza y que aún no había seguridad de que el embarazo llegara a término y ahora es capaz de decir “ma-má”.

  5. ay Eleonora, sin conocerte te quiero por que amas a Justin ( cosa que compartimos), pero lo escrito aquí es maravilloso, y lo comparto tb., un amor jamás igualable en la vida, el amor de/a un hijo. Precioso.

  6. congelada estaba en la oficina, tomándome un té, contestando mails, viendo el whatsapp, y leyendo tu post… de repente, de manera incontrolable se me llenaron los ojos de lágrimas y me emocioné, porque justo hoy en la mañana desperté a mi hijo, nos fuimos al jardín en bici y mirándolo moverse por la ciudad, así con tanta propiedad (él me dice cuál camino debemos tomar) tuve la misma sensación!
    Gracias por compartirla, veo que somos todas hermanas en la maternidad 🙂

  7. Hola! Me hiciste llorar, me senti muy identificada al leer tus palabras y pensar en mi benja que ya tiene 7 años y esta tan grande y ahora que tengo tambien a su hermana de 4 meses, es increible darse cuenta de como crecen tan rapido y como nos sorprenden y entregan alegria dia a dia con sus descubrimientos y formas de expresarse. Gracias

  8. Que linda reflexión, que lindo como admiras a tu hijo. Se me hincha el corazón. También soy mami y de una nena de 3 meses y de a poquito voy notando como crece, como afirma su cabecita, como se descubre las manitos, como observa su entorno. awww. La amo tanto.

Comments are closed.