El propio posnatal

postpartopor Cux

Qué fuerte físicamente es parir, yo me recuerdo de mis días, incluso meses post parto y en el fondo una no es una. Es algo súper obvio, uno de ser doble o triple a veces, cree que vuelve a normalidad cuando la guagua nace, pero eso es muy difícil y en verdad, creo que nunca más vuelves a la individualidad propiamente tal.

Las hormonas siguen volátiles, y la sensibilidad se transforma en el peor enemigo. Personalmente las pocas horas de sueño hacían que mi personalidad fuera insostenible, incluso para mi misma. Uno no sabe si el cuerpo volverá a su estado medianamente normal, la lactancia hace comer chocolate por toneladas y la satisfacción de que todo haya salido bien y de estar pegado a tu hijo, a veces se veía ahogada con mi ganas de hacer nada o de querer dormir por varios días seguidos.

Mi segundo post natal fue mucho más simple que el primero, aunque fueron mellizos, teníamos la seguridad que ese tiempo de inestabilidad iba a pasar. Recuerdo que con el primero estuve tanto tiempo tan encerrada- nació en Junio, por lo que hubo un claustro familiar, con visitas en casa, o algunas salidas en familia pero siempre a casas-. Los mellizos nacieron en octubre, cuando es precisamente la mejor temporada con respecto al clima y salir a dar una vuelta en coche me parecía de los más normal. Si bien evitamos los lugares llenos de gente, salíamos bastante más y creo que eso ayudó mucho a no sentirme tan aislada, ni tan diferente al resto de mis amigas.

No soy muy partidaria de vivir ese período en total desconexión con el resto, y conectarse sólo con la guagua. Muy personalmente necesitaba de la gente y necesitaba no sentirme tan sola. Comparto que el primer mes, y sobretodo cuando es la primera guagua, uno esté pegada y no necesites mucho más, pero cuando hay más hijos es tan difícil ser sólo para el recién nacido. A mí me sirvió mucho salir con amigas, hablar de otros temas que no fueran -sólo- el pañal, el moco, el ombligo, la pechuga. Me gustaba desconectarme, hablar de música, de películas, con gente que no tuviera que ver con guaguas.

Pasa también que algunas madres se ponen tan monotemáticas -que está bien para quienes quieran, en esto de la materindad encuentro que todo es tan personal-, que hacen super dificil la conexión con otras mujeres que no son madres o que no están en la misma. A mí, me gustaba poder combinar, mi vida en casa con algunas salidas a respirar.

Link foto: Daniel Lobo

7 COMMENTS

  1. yo le tengo miedo al post natal…. me vine a vivir lejos de santiago con mi marido, con cuatro meses de embarazo y a esa altura buscar trabajo hubiese sido ilogico. Asi que me he dedicado a la casa y a hacerle cosas a nuestro primer hijo. El punto es que somos solo los dos y yo no he conocido a nadie en este tiempo. La llegada del poroto será en alrededor de un mes más en santiago, pero me quedaré solo 10 días. Luego me traigo a mi mamá por una semana y de ahí, solos de nuevo…

  2. wen blog Cux!, personalmente me sirve mucho saber de otras experiencias….estoy en mi segundo post natal y es claramente mas relajado que el primero y por lo tanto, lo he disfrutado mas. Primero por lo q dices q uno sabe que el periodo ¨duro¨ ya va a pasar y por otro lado, porque ya estoy más conectada con el mundo de las guaguas y tengo en casa ademas a la otra loca de 4 años que me entretiene bastante la vida de casa q para mi al menos, es un poco aburrida. No fue nada facil con la primera pero ahora ha sido, aunq con el sueño terrible, mucho mejor. Y eso que mi hijo -al igual que la primera- tiene intolerancia a la lactosa, entonces además de privarme de las tipicas cosas, salir, carretear, tengo que hacer dieta de lactosa o sea chocolates, galletas, tortas…pero también se que ya va a pasar. Por un lado me encantaria que pasara rápido el tiempo, pero por otro noo!! crecen tan rápido que quiero que pase lento el tiempo para disfrutar mucho a mi bebe chiquito. A las primerizas les recomiendo que busquen actividades con el(la) enan@, el estar todo el dia encerrado con ell@s puede ser abrumador, hay gimnasias post natales, u otras activides…besos a las madres y valor !!

  3. Para mi fue más complejo el segundo “post natal” porque mi hijo chico quería dormir en mi pecho, así que el primer mes y medio dormimos juntos, y eso más la cantidad de veces que tomaba pechuga en la noche me convirtió en un zombie. Por suerte ahora duerme en su pieza solito, pero igual despierta como a la 1 y 4 am a tomar pechuga. En cambio mi hijo mayor dormía de 7 a 7 desde el primer mes.
    En lo demás todo ha sido igual, por suerte, y mis hijos son super tranquilos.

  4. Mi recuperación física bastante buena, pero me demoré un mundo en bajar de peso pero para mi no era un tema.
    Estaba muy sensible si, pero no irritable / pesada, es decir, me daban pena a morir las peliculas tristes (vi dumbo y casi me ahogo en lagrimas), las noticias que tuvieran que ver con niños…y me sigue pasando.
    Tampoco me daba hambre dar pecho, pero si muuucha sed…
    Y si,uno jura que va a poder hacer un monton de cosas y nada, las guaguas son super absorventes aunque hay que atreverse a hacer vida normal, Mi hija mayor tenia como dos semanas y fuimos a una fiesta de año nuevo en casa de unos amigos, le llevamos el moises y la acomodamos en la pieza en que los hijos de los demas estaban durmiendo, fue la primera y unica vez que durmio toda la noche, un par de semanas despues estabamos en viña en la casa que arrendó mi hermana, yo juraba que iba a poder tirarme de guata al sol y nada…. yo me acomodaba y la guagua hacia BUAAAA… con la segunda idem… nos fuimos a Rapel cuando tenia como 3 semanas pleno verano y yo a la sombra dando teta, apenas pude poner las patas al sol… pero bueno… trato de ser hiper relajada para todo, como si me subiera a un tobogan y no queda otra que tirarse y disfrutar el viaje…
    Me sirvió harto apoyarme en comunidades on line como dormirsinllorar y crianzanatural,

  5. Yo distinguiría puerperio de postnatal. El puerperio suele ser duro, sobre todo si eres primeriza, nadie te advierte q esos sentimientos ambivalentes (alegría, amor, pena, miedo, etc.) son normales y q las hormonas hacen lo que quieren, el postnatal es más reflexivo y empiezas a entender q es ser madre y como tu instinto te debe guiar.

    Mi primer puerperio fue atroz, me daba hasta susto quedarme sola con la guagua e incluso me acuerdo de una noche en q luego q todo había salido al revés de lo que pensaba (mi guagua se adelantó casi un mes, no tenía listas muchas cosas y mi pieza la estaban arreglando, entonces figuraba yo y mi marido durmiendo en una pieza enana y mi hija en un moisés en una pieza minúscula) en q me dieron unas ganas horribles de llorar y mi marido bien sabio me dijo “llora” y lloré como 10 minutos seguidos… y después de eso como q me libré de una carga y fue heavy el cambio!! Mi postnatal (mas allá del legal q en esa época eran 84 días) fue extraño al comienzo y luego una gran experiencia, por alergias alimentarias estuve con mi hija hasta q cumplió un año y fue lo mejor, cambié radicalmente ideas preconcebidas q tenía de la maternidad y pude disfrutar de una relación casi exclusiva. Dejé de hacer muchas cosas (incluso comer por la dieta de exclusión) pero la verdad no cambio ese año juntas por nada.

    Mi segundo puerperio y postnatal fueron más relajados, más agotada (dos me parece MUCHO ;)) pero tb feliz e incluso alargué mi “postnatal” indefinidamente (renuncié para estar con los dos) y si bien hay días q me vuelvo un poco loca, sé q ha sido la decisión q a mí me ha dejado tranquila.

    Como consejo a las mamás primerizas, no se asusten y escuchen su instinto, hagan lo q cuerpo les pida (tomar en brazos, no dejar llorar, regalonear mucho etc) q sólo vivimos esas primeras experiencias una vez. Y si van a pedir ayuda q sea en temas ajenos a su guagua (comida, aseo, etc) q esos primeros abrazos no vuelven.

  6. Uffffff
    Para mi fue atroz la llegada a casa, partiendo por tratar de vestirme en el hospital y ver que estaba igual o mas hinchada que cuando llegue D:
    Cuando trato d e relajarme y sentarme en la cama me avisan que vienen visitas, me paro y con tan mala suerte se me había corrido el aposito… Mal pues parecía que hasta el ultimo detalle no resultaba, y yo adolorida e histérica a mil.
    Cuando me toca mudar por primera vez caca, resulto que no moje el algodón y claro quedo desparramado y yo me largue a llorar a moco tendido.
    Me acuerdo y no se como pude ser tan imbécil, pero bueno las hormonas no me ayudaron…
    Sin mentirles me asusta el tener otra guagua y pasar por todo otra vez, sumando que ya existe mi terremotita

  7. El propio posnatal | DienteLeche , es interesante, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y me alegra cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazo,GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

Comments are closed.