Mamá / estudiante

guagualibropor magdalena

A fines del 2013 se cumplen 10 años desde que egresé de la universidad, y en medio de ese contexto, y con todo lo que significa la pérdida de training, decidí volver a estudiar. Entre el trabajo, mis dos hijas y la casa decidí que tenía que ser algo liviano y que me motivara lo suficiente para no desistir a mitad de año. Finalmente encontré el diplomado perfecto, porque no sólo abordaba mi tema favorito, sino que además las clases son solo los sábados por la mañana, lo que ayuda bastante a la organización.

Llevo un mes de clases y estoy muy feliz. Me encanta. Pero se pasó que me cuesta mucho leer todo lo que hay que leer!!! Y no es que sea gran cantidad de páginas, para nada, pero me cuesta ene encontrar el tiempo para poder hacerlo de manera concentrada y no morir de sueño, porque normalmente ese momento de tranquilidad existe sólo cuando mis hijas ya están durmiendo, y en ese minuto yo también quiero dormir.

Todo esto me ha llevado a pensar en lo heavy heavy heavy que debe ser para esas mamás súper jóvenes que se esfuerzan al máximo por sacar una carrera de cuatro años teniendo hijos, lo que muchas veces también implica que hay que trabajar para cubrir tantos gastos. Es realmente admirable. Porque no es sólo una cosa de organización de tiempos, sino que tiene mucho de cabeza también, ya que por mucho que tu mamá esté cuidando a tu guagua, o tal vez esté en la sala cuna – cuando existe la suerte de tener esas opciones -, tienes que lograr tener la suficiente concentración para salir exitosa del proceso.

Lo bonito es que he visto muy de cerca – trabajo en una universidad – como muchas veces son esas mujeres las que se convierten en alumnas destacadas. Supongo que cuando antes de los 24 años ya sabes cuáles son las cosas que realmente importan en la vida, les pones una dedicación especial y te esfuerzas al máximo, lo que muchas veces contrasta con esos alumnos que tienen todas las facilidades y tiempo de sobra y no lo aprovechan.

Un aplauso para todas las mamás estudiantes.

Link foto: John Althouse Cohen

16 COMMENTS

  1. Sí!, un aplauso. Yo tuve un par de compañeras con guaguas/hijas durante toda la carrera y ahora son profesionales destacadas con hijas adolescentes a los 35 años.

  2. Mi admiración por las mamás que estudian y logran sacar sus carreras y sus hijos adelante. Pasando al tema más práctico, yo también soy mamá, trabajo y estoy haciendo un diplomado…creo que lo mejor es no dejar la lectura para la noche porque da sueño y además son los pocos momentos para compartir con tu pareja cuando los niños ya están dormidos, a mí me acomoda leer en los trayectos y en la hora de almuerzo…

  3. El año pasado hice un curso de acuarela, un dia a la semana y me encantó, claro que no tenia que estudiar en casa, solo practicar, lo que fue imposible porque mi hija queria pintar, tocar y rayar todo lo que yo usaba, pero mi profe me entendía y no me exigía tareas… ahora que tengo casa podria retomar las clases y ocupar la pieza chica pa pintar y encerrarme ahi por ultimo…

    igual admiro a quienes hacen una carrera real porque duele el alma no ver a los hijos, a mi me iban a buscar a clases y la veia re poco, un dia a la semana, y sentia culpa (igual la culpa es mi tema en la vida), pero me relajaba mucho y aprendia harto

  4. ay si que cuesta pero se puede, yo estuve asi el ultimo año de mi carrera, me pase todo el embarazo en clases y andaba apenas pero muy entusiasmada, el poco tiempo que pasaba con mi bebito, lo disfrutaba al maximo, he corrido muchisimo estos ultimos años, pero ha sido precioso, entre el trabajo los estudios y la casa, es agotador, pero la carita de mi hijo me devuelve el alma al cuerpo, ahora estoy en proceso de titulacion y estoy muy ansiosa que llegue el dia.

  5. Que bonito que alguien lo reconozca. Muchas veces la gente no reconoce toda la pega de las mamás jovenes y universitarias. A mi me toco ser una, y no ha sido facil, vivimos solitos y nos la arreglamos como podemos. Pero pucha, pocas veces se reconoce. Ademas uno trata de no cuestionarse lo complicado que se hace a veces, solo se hace lo mejor q se pueda!.

  6. juventud divino tesoro!
    A los 20 años el cuerpo y la energia te acompañan para el esfuerzo de ser mamá y estudiante, mis amigas mamás estaban mucho mas limitadas por sus responsabilidades pero su falta de sueño yo diria que andaba por ahi con la de los que carreteaban full (y sin la carga de copete… jajaja!) y con un poco de descanso ya estaban repuestos otra vez, llevaban incluso una vida mas sana y ordenada.
    Ahora tienen hijos grandes, pueden dedicarse a full a sus pegas justo en una etapa en que se puede acceder a mejores cargos, todavia son jovenes para disfrutar la vida… parece que es mucho mas inteligente tener los hijos jovencita que postergar la maternidad….
    Y volviendo al estudio, parto un diplomado en Julio, es online eso si porque estoy fuera del país y donde vivo el idioma es imposible asi que es con una U chilena, tambien me complica ver en que minuto voy a poder estudiar entre las dos niñas y la casa y sin ayuda, pero las ganas están y hace bien para la mente y el espíritu, ademas me sirve para tener algo más en mi CV cuando volvamos y tenga que buscar pega.

  7. Admiración total! y creo que quizás a esta edad, o cuando se tiene hijos, las cosas se hacen mas a conciencia. Yo ya estudie una carrera (y me cambie 2 veces) y creo que no aproveche como debí las posibilidades que me dieron mis papás de estudiar lo que quisiera sin preocuparme de la plata, de hacer magister, diplomado. Pero ahora, con dos guaguas exquisitas la posibilidad está de nuevo, gracias a mi marido, así que ya estoy en proceso de papeleos para convalidad ramos, porque si todo sale bien comienzo Ingeniería Civil Industrial en febrero.

    Igual la idea me aterra, porque aunque estoy 100% dedicada a mis hijos, y la casa, a ratos pienso en que momentos estudiaré, pero si mi marido ha podido trabajar, terminar una tercera carrera (en la noche) como no voy a poder yo si cuento con tanto apoyo.

    Felicitaciones a todas las que lo han hecho y las que están en ese proceso, porque pucha que cuesta!

  8. tengo un bebe de 6 meses, tengo un trabajo super estresante pero me encanta y estoy estudiando para dar el grado de derecho y haciendo la tesis, mi pareja trabaja y estudia su segunda carrera en la noche y vivimos solo, es cansador a veces pero se debe tener mucha organización y pucha que se aprende a apreciar el tiempo que se tiene en familia y cero maternidad culpable, me sentiría culpable si no aprovechara las oportunidades que tengo en la vida de crecer como persona.

  9. Estoy embarazada y voy en tercero de mi carrera (que dura cinco y medio). Cuando supe que estaba embarazada me complicó ene la U, pero ahora estoy súper contenta, mis compañeros han sido un amor, me tocan la guatita, me dicen cosas lindas y una de mis amigas ya tiene un hijo, por lo que me ha ayudado ene con los tips y hacerme sentir acompañada. Me siento súper afortunada, porque tengo que ocuparme sólo de la U, tengo la suerte de tener un pololo que ya salió de la U y trabaja, y que está totalmente comprometido conmigo y nuestro hij@, y unos papás enfermos de bacanes que puro me cuidan y están dispuestos a apoyarme en todo lo que necesite.
    Espero que esta buena vibra que me rodea me ayude a superar el montón de horas de estudio que me queda y que el Dios de los vómitos y las náuseas se apiade de mi y me deje leer tranquila 🙂

  10. Te felicito Magdalena, yo acabo de volver a trabajar (hace 1 semana se acabo mi post-natal) y entre la pega, la casa y las 2 criaturas estoy más que superada jajajaja que te vaya súper en tu diplomado, a ver si en un par de años me ánimo, por el momento nica 🙂

  11. Yo tuve a mi hijo en mi segundo año de carrera, ahora estoy en mi tercer año y puedo decir que es realmente difícil, desde el embarazo, tuve 5 días de prenatal, 1 mes de post natal, pero apechugando hasta el fin, si hubiese congelado quizás no habría seguido. Ahora con el poco tiempo que tengo y lo poco que duermo, tengo la mejor motivación y me va mucho mejor que antes!

  12. Yo tuve a mi hija mayor en segundo año de medicina. No sé como, pero lo logré y terminé la carrera a 10 días de que naciera mi segunda pequeña. No sé tampoco como, pero lo logré, jajajja, y con muy buenas notas. Ahora estudio un magister y aunque a veces el ánimo y tiempo guatea para el estudio como corresponde, los problemas se van resolviendo cada día.
    Doy muchas gracias todos los días de que tengo una excelente nana que me ayuda a cuidarlas y de que ellas son dos niñitas sanitas que crecen felices.

  13. Tengo un trabajo part-time desde que empecé la universidad, cuando estaba en tercero quedé embarazada, alcancé justito a terminar mis certámenes, y a los 2 días nació mi Emilia. Tenía 2 meses de nacida cuando me tocó volver a clases en marzo y este año por fin ya estoy con mi práctica y la tesis. Todo esto sin dejar de trabajar (a excepción obviamente del pre y post natal, y una par de licencias). De que es agotador, lo es, a veces dan ganas de tirar la toalla, no tienes tiempo para ti, ni siquiera para tomarte un café con una amiga y conversar un rato después de clases…pero de que vale la pena, lo vale. Lo más importante es que tendré mi titulo, y que mi hija estará orgullosa de mi y sabrá que todo lo he hecho por ella. Espero que lo tome como ejemplo para que aprenda que todo se puede en la vida. ¡Saludos! =)

  14. uff, complicado igual!, yo tuve que congelar el primer semestre del año pasado, porque nació mi gorda, y retomar el segundo semestre de mi tercer año, lo que quiere decir que ahora, mi generación va a salir y yo los aplaudiré desde el publico.

    igual todo valio la pena, aunque me muera de ganas de recibir mi cartón con quienes entre a la carrera, también me encanta llegar a mi casa y recibir un mamaaaaaaaaaaaaa!! ajajaja, es una mezcla de sentimientos y un esfuerzo atros!, pero por suerte cuento con la ayuda de toda mi familia, amigos y profesores 🙂

Comments are closed.