Detalles que me hacen sentir “más mamá”

delantalpor magdalena

Mi hija mayor tiene 6 años y medio, y durante ese tiempo he aprendido muchas cosas sobre mí misma como mamá. De hecho creo que ser madre ya es una parte sumamente importante de lo que soy y me cuesta imaginar una versión mía sin mis hijas.

Pero hay pequeños detalles cotidianos que me hacen sentir “más mamá”. Es muy loco, porque es como si trajeran consigo una carga muy fuerte que viniera repitiéndose de generación en generación.

Algunos de ellos son:

– Coser los botones de la ropa o bordar su nombre en ella. Siento que es algo tan tan tan de mamá hacer esto que incluso encuentro cierta satisfacción al notar que al delantal se le salió un botón y tendré que coserlo. Tiene que ver también con lo mucho que mis hijas valoran el que “la mamá lo haga”.

– Preparar colaciones especiales. La mayor parte de las veces mis hijas llevan al colegio una bolsa de cereales, o una barra de granola, yogurt o fruta, pero hay otras veces en que les preparo un pancito con huevo o con palta u horneo un queque y el sólo hecho de envolverlo bien y meterlo en su mochila me parece sumamente maternal.

. Secarles el pelo y hacerles trenzas. Me encantaría seguir secándoles el pelo a mis hijas por muchos años porque siento que le pongo especial cariño al ir tocando y moviendo su pelito hasta que ya no esté mojado. A veces ellas apoyan su cabeza en mí y me gusta más todavía. Algo parecido me pasa cuando les hago trenzas, porque realmente me esmero en que les queden bonitas, pero a la vez hacerlo de manera cariñosa, para que sea para ellas algo deseado y no una tortura.

Si busco algún punto en común entre estas acciones creo que puede ser la preocupación por los detalles y el que son cosas que no son estrictamente necesarias, por ejemplo uno podría mandar a arreglar la ropa o a veces las abuelas o nanas las cosen, uno podría mandar siempre colaciones compradas y llega un punto en que claramente ya no es necesario que sea uno quien les seque el pelo. Pero a mi me gusta hacer estas cosas porque la satisfacción que me entregan es muchísimo mayor que lo que me cuesta hacerlas.

11 COMMENTS

  1. Concuerdo con el post en todas las cosas que menciona, sin embargo, como trabajo a veces tengo la contradicción entre hacerlo yo misma o comprarlo para ahorrar tiempo (y a veces plata). Por ejemplo hace un tiempo mi hijo tenía que disfrazarse de perrito en el jardín. Como era su primer acto y me gustar coser, yo quería hacerle el traje con mis propias manos. Fui a comprar el género de peluche ideal, cosí durante semanas y el día del acto había otros disfraces mucho más pro y más lindos. Igual nadie me quita la satisfacción de haberle hecho su primer disfraz. Me dieron el dato de un lugar donde venden disfraces de “casi todo” por menos plata de la que gasté en el género y cero estrés. Ahora cuando hay que hacer algo de “mamá” pienso si tengo el tiempo para hacerlo o si es mejor disfrutar el tiempo con él y comprar la docena de nombres bordados en el local del supermercado…

      • a mi hija los disfraces se los ha hecho siempre mi nana, cose increible… le ha hecho disfraz de perro, de princesa, de conejo, de bruja, los trajes tipicos… la adoro y se ven mucho mas lindos que los comprados que siempre estan mal acabados y aunque sean baratos los encuentro caros para la calidad.

  2. qué lindo maida, a mí me pasa exactamente lo mismo. son los pequeños detalles rutinarios de preocupación los que me hacen sentir más mamá, no los grandes gestos. tomarle la mano para cruzar la calle, o secarle el pelito después de bañarlo, o taparlo cuando se duerme encima de la cama o del sillón, cosas así. <3

  3. Que lindo tu post! A mi me pasa que me siendo “mas mamá” cuando ando por la calle con mis hijos de la mano (sola, sin el papa). Cuando recién nacio mi primer hijo, estaban tan mal que pensaba como voy a poder hacerlo sola!, pero ahora me hace sentir ordullosa poder cuidarlos y atenderlos por mi misma…. y llevarlos a comprar o de paseo ….

  4. Me emocioné, porque ayer supe que tendré una niñita y muero de ternura de imaginarmela con trenzas hechas por mi, bordando sus delantales tal como lo hizo mi mamá y preocupandome de que esté siempre feliz y guatonita. Muero de ganas de que nazca luego y sentirme ultra mamá <3

  5. Mmmm…. que lindo post! Me acorde altiro cuando hace poco para el 21 mayo tuve que hacerle un disfraz, me rehusé a comprarlo, era algo “de mar”… hicimos todo el domingo traje de pinguino, lo amé!!…. la mayoría de los niños fueron de marineros y mi pinguinito era el mas bello de todos, con traje hecho con amor de mama, ahí sentí eso que dices.

    Otras cosas son como armarle su mochila para el otro dia, pensando si le da frío que tenga un chaleco calentito adentro, o su jugo favorito por la sed, secarle sus orejitas después de la ducha, secar su pelo, ir a verlo antes de acostarme y taparlo o acomodarlo, revisar sus uñas cuando duerme siesta y cortárselas, abrazarlo y acariciarlo cuando esta enfermo, ufff y cosas que quizas aun no me toca hacer que luego amaré!

  6. Los momentos que me hacen sentir mas mamá… cuando voy a buscar a mi hijo al colegio y sus compañeritos me saludan… -Hola mamá de Vicente…!!!!- me encantaaa..!!!! o hace poco tuve que ir en medio de su jornada y otros niños le preguntaban -ella es tu mama?- y el muy orgulloso decia -si..-
    aaaawww

  7. El solo hecho de ese amor, esa sensacion enorme de amor me supera… es lo que mas me gusta

    mirarla cuando no sabe que la miro y veo como de a poco se hace independiente y juega y habla sola (o con quien sabe quien)

    hacerle su leche de almendras, que es una paja, jajaja, pero ella me va a robar de las almendras peladas y se rie con una cara de malula que me encanta

    o cuando de la nada me da un beso, o me dice “te amio”, o cuando le pregunto algo y me responde con esa voz hermosa que tiene “shi mami”.

    cuando le preparo arroz con huevo, y se pone feliz, o cuando le doy de mi palta, las dos amamos la palta y que no me duela compartirla con ella es lejos mi acto de amor mas grande, jajajajaja

Comments are closed.