Los ídolos deportivos y la motivación a la actividad física

por magdalena

Creo que no exagero cuando digo que la mayor parte de quienes nacimos a finales de los 70 y principios de los 80 quisimos ser Nadia Comaneci. En mí caso era mi juego favorito y con mi hermana jurábamos que una era Nadia y la otra Teodora Ungureanu, y en cuanto pudimos empezamos a hacer gimnasia en el colegio. Las dos alcanzamos un buen nivel, aunque rápidamente mi hermana avanzó más, porque el pánico que me daba la viga fue superior a mis ganas de llegar a las olimpiadas, así que dejé la gimnasia artística y opté por la rítmica. Cuando en los 90 nació mi hermana menor la motivamos rápidamente a seguir nuestro ejemplo y también eligió la gimnasia rítmica. De todo eso ya han pasado muchos años, pero mi hermana chica sigue compitiendo hasta hoy y durante varios años incluso representó a Chile en competencias internacionales. Todo gracias a Nadia.

Hoy veo los Juegos Olímpicos junto a mis hijas y espero que se motiven con el deporte. No pretendo que sean campeonas de una disciplina, pero sí que vean en alguno de esos impresionantes competidores un ejemplo a seguir. Creo firmemente que, independiente de cómo se comporten en su vida privada, los deportistas normalmente son muy buenos modelos para tener de ídolos. Son ejemplos de esfuerzo, de disciplina, de constancia, todas ellas características difíciles de enseñar a los niños.

Lo fome es que, a pesar de mis esfuerzos, mi hija mayor no se impresiona para nada con la gimnasia, tal vez por haber visto desde siempre a su tía en las competencias donde normalmente se aburre. Tampoco se maravilla con los clavadistas, ni con el nado sincronizado. Pero ayer vio saltar a Yelena Isinbáyeva y quedó realmente impresionada. Así que espero que ella sea su ídola deportiva.

Ustedes tuvieron algún modelo deportivo a seguir cuando eran niños? Les gustaría que sus hijos tuvieran uno?

11 COMMENTS

  1. Yo y mi marido somos cero deportistas, pero nos gustaria mucho que nuestra hija tenga amor por el deporte y estamos dispuestos a motivarla para que le guste, obviamente no a un nivel profesional, pero si que el deporte sea parte de su vida y rutinas diarias.
    Cuando yo iba en la básica también quería ser como Nadia Comaneci y según mi profe yo tenía mucha flexibilidad y habilidades, claro que todo eso terminó cuando me cambiaron de colegio a uno que con suerte había cancha.

    • Es verdad eso, en general hay super pocos colegios donde se fomenta de manera seria el deporte, más allá de educación fisica no pasan.
      Personalmente tambien soy cero deporte, y aunque me hubiese encantado ser deportista.. es algo que a pesar de haber intentado simplemente no se me da. No me importa que clase de deporte haga, pero si quiero que mi hijo sea deportista, por suerte en ese sentido el papá hace más actividad.

  2. Que lindo video magdalena! Yo fui de esas niñas que crecieron con Nadia Comaneci. En mi colegio había aparatos y practicábamos gimnasia olímpica en las clases de deportes, además me metí a clases en un club deportivo. Ahí no duré mucho porque el profesor era super barrero con las secas que llevában mil años entrenando y no pescaba a las más chiquititas, pero en el colegio siempre me gustó saltar el caballo y subir a la viga. De hecho durante toda mi infancia dije que sería gimnasta.
    Veo los juegos olímpicos y me emociono cuando veo a las que ganan y a las que pierden.
    Yo les enchufo todo el rato las transmisiones, no importa si no demuestran interés ahora, yo quiero que se quede en algún lugar de su memoria lo que vimos de Tomás González, recordárselos de vez en cuando y que se quede aunque sea en su inconsciente.
    Me doy por pagada con que la chica me dijo un día de la semana pasada: me gusta el deporte.

  3. Me paso algo muy parecido con Nadie, me motivé harto con la gimnasia estuve como dos años, pero no era buena… pero descubri que me gustaba el Ballet… y de eso hice mi carrera de los 9 años hasta los 21, hasta viaje a argentina a perfeccionarme… La etapa mas maravillosa de mi vida la vivi entrenando duro, me enseñaron valores, el respeto, la puntualidad, esfuerzo cosa que estan integradas en mi y espero que mis hijos tb se motiven, me encantaria que Emilio fuera un Tomás Gonzalez,o que mi hijita se interesara por el ballet, le enseñaria todo! jaja.. me imagino como se deben sentir esas mamás con el corazon inflado, asi como se sentian mis papas dp de verme bailar… Hermoso! ahora me gustaria vivir eso, sentada, mirando a mis hijos y ayudandolos en todo como me apoyaron a mi. Me encantó el post!

  4. Yo también alucinaba con la Comaneci…pero en mi caso en el colegio con suerte habían colchonetas y además mis habilidades para la gimansia eran y siguen siendo CERO…mi trauma infantil es que nunca pude ni hacer la rueda ni pararme de cabeza ni hacer el famoso test de cooper sin morir asfixiada. Me cargaba la clase de educación física. Espero que ahora los profes sean un poco más criteriosos con el hecho que no todos los niños tienen habilidades para todo, y que potencien lo que tienen y no de lo que carecen para si incentivar el amor por la actividad física.

  5. Soy la única que nunca nunca quiso ser Nadia Comaneci ni deportista???

    Yo quería, primero, ser doctora y después ingeniero.

    • Carito,
      yo queria ser arqueologa y tambien gimnasta! (en mi colegio solo habia gimnasia ritmica, asi que eso practique como hasta 1ro medio. y despues en la U gimnasia aerobica)

      Para mi lo bueno es que practiquen algún deporte que les guste.. no importa si es solo porque les gusta y no son tan buenos o porque quieren ser deportistas de olimpiadas.

      A mi hija le hemos tratado de mostrar hartos deportes estos dias y despues de ver a las de salto con garrocha ella decia “mira, yo tambien salto” y corria de un lado a otro de la cama a tirarse de poto… Y el despues de ver a Tomas Gonzalez, mostraban a un gimnasta (y despues a algun atleta) y ella “mira es Tomás!”… asi que parece que el nombre no se le olvidó nunca más..

      • Naa… si yo tb quiero que mi hijo practique deporte, pero básicamente porque sé que es una forma de mantenerse sano, y controlar el peso (trauma mío porque mis primos por el lado de mi papá son todos obesos o tienen sobrepeso) y porque hacer deporte ayuda a la concentración y mejora el rendimiento académico. Lo decía porque me llama la atención que a diferencia del resto yo nunca quise ser deportista, eso no implica que no haya hecho deporte, pero lo mío fue sólo por fines estéticos.

  6. A mí me latean al extremo esos deportes, me carga!! incluído el tenis que me aburre. Si mi hijo quiere hacer cualquier deporte obvio que lo apoyo y bla bla, pero veo difícil motivarlo a hacer un deporte de elite que es bien poco masivo y tiene mínimos recursos.

    Cuando chica jugué fútbol hasta que me fracturé el coxis, me encanta todavía.

  7. Mi hija de 2 años se motivó con los gimnastas y eso que yo soy cero deportista. El otro día mi mamá veía a Tomás González y ella empezó a tratar de pararse de cabeza. Lo único malo es que como no le tiene miedo a nada, se trata de subir a todos los muebles para hacer equilibrio y yo ahí corriendo para todos lados tratando de evitar cualquier accidente.

  8. Que gueno que no soy la única, de chica jamás me gustó el deporte. Me gustaría que mi hija sí hiciera alguno, más que nada porque tiene un montón de beneficios, tanto físicos como sociales, pa mi gusto. Por ahora le encanta correr.

Comments are closed.