Instrucciones básicas para armar un volantín

por magdalena

Amo las tradiciones dieciocheras y trato de motivar a mis hijas con ellas. Así fue como decidimos comprar unos volantines e intentar elevarlos. Yo pensaba que la parte difícil era hacer que subieran por el aire y que poner los tirantes no tenía ninguna ciencia, pero no! es bastante complejo y hay casi tantas técnicas como personas. Que se ponen a cuatro dedos del centro, a una cuarta, a una mano, que se cortan tres hilos, que se usa uno solo, etc.

Quedé tan intrigada que decidí buscar y ver si había alguna técnica más “oficial” y me di cuenta que en la web habían también muchas maneras y que explicarlo por escrito era bastante complicado.

Finalmente me quedé con la explicación del diseñador de la Universidad Católica, Gonzalo Puga, quien publicó estas instrucciones en la página de Scielo.

Esta es su explicación:
“Antes de hacer las amarras de un volantín es necesario perforar el papel con un palo de fósforo, en las siguientes posiciones:
– Delante y detrás del madero frontal, a 4 dedos de distancia del madero central en ambos lados del volantín.
– A la izquierda y a la derecha del madero central, a 1/3 de la distancia desde la cola hacia la punta del volantín.

Las amarras correspondientes son hechas desde el lado del papel hacia los maderos con cerca de 3 metros de hilo de algodón, en la siguiente secuencia:
– Se amarran ambos costados del madero frontal con los extremos del hilo, haciendo varios nudos simples superpuestos.
– Una vez ubicado el centro del hilo entre las amarras anteriores, se amarra el madero central, usando el hilo doble para hacer varios nudos simples superpuestos.
– Formando un triángulo isósceles que va desde las amarras frontales hasta la cola del volantín, se determina el largo de los tirantes frontales del volantín.
– Para determinar el largo del tirante posterior, se cuelga el volantín desde el vértice suelto del triángulo frontal y ajusta el tirante posterior hasta que el volantín queda con la punta levantada en una inclinación aproximada de 10º respecto de la horizontal.
– Una vez determinados los largos de los tres tirantes, se hace un nudo haz de guía que los enlaza, quedando libre un bozal para amarrar el carrete de hilo.

Para aumentar la estabilidad en el vuelo, pueden ser amarradas cintas de papel a la cola del volantín. De no ser así, al amarrar el carrete de hilo al bozal el volantín chupete queda listo para volar”.

Una vez listos los tirantes hay que buscar un buen viento para por fin elevarlo. Yo todavía no lo logro, es mi meta para este Dieciocho.

1 COMMENT

  1. ooo, elevar volantines… es lindo, pero no lo hago… con suerte pido que me dejen tenerlo un ratito cuando esta bien alto en el cielo… y mi amorcin, el le pone empeeeeño, jajaja, tengo un video donde intenta elevar uno y les juro que casi me hice pis mientras lo grababa… creo que le enseñaremos algo mas simple… jajaja

    igual en casa de mi abuela en Lampa, tipico que para las fiestas nos ibamos toooodos los primos chicos al cerro a elevar volantines… y si bien yo puro miraba, lo pasaba genial… e igual cacho ma o menos como hacerle lo de los agujeritos con el palo de fosforo, y un “peso” si queda chueco, jajaja

Comments are closed.