Encontrar el pijama ideal para la clínica no es tan fácil

por magdalena

Camisa de dormir abotonada dicen casi todas las instrucciones de las clínicas que es lo que se recomienda llevar cuando va a nacer la guagua, pero algo que parece tan básico muchas veces no es tan fácil de conseguir.

Primero que todo porque hay que lleva unas cuatro, para poder cambiarse todos los días, y resulta que no son tan baratas, entonces si sumamos todas podemos gastar una buena cantidad en ellas.

La gracia es encontrar una que nos guste, porque qué lata andar comprando algo que no nos agrade sólo para llevarlas a la clínica. Y lo otro es que sean manga corta o sin mangas, porque se pasó que les gusta la calefacción.

Cuando me tocó a mi buscar, lo que hice fue encontrar una que me pareciera piola – aunque tenía más vuelos de los que hubiera preferido – luego compré tela en Independecia y la mandé a copiar varias veces a mi pinta. También me hice algunas batas. En total gasté muchísimo menos de lo que hubiera gastado si las hubiera comprado todas. Lo bueno es que no sólo me sirvieron a mí en mis dos partos, sino que ahora son propiedad común de mis amigas embarazosas.

Un buen dato es comprar alguna tela liviana, suave y que no sea transpirona, porque así uno está mucho más cómoda. Lo otro es el largo, yo las preferí bajo la rodilla, porque así era más fácil no estar tan tapada, pero sentirse piola si llegaban las visitas.

Link foto:meemal

22 COMMENTS

  1. Yo tuve a mi hija este verano, en enero, así que compré unos vestiditos básicos que estaban en oferta. Eran bien escotados así que servían pa sacar la pechuga fácil, jaja, de algodón y llegaban hasta la rodilla. Son bien bonitos y hasta hoy los uso para domir, son vestidos de corte imperio así que son re cómodos. Me salieron más baratos que las camisas de dormir que vi, y en realidad no busqué demasiado porque con lo guatona que estaba y el calor, no me dio para caminar mucho. En lo que sí invertí fue en las pantuflas. Me compré unas con plumas blancas, bien glamorosas. Sabía que luego del parto necesitaría subirme el ánimo, jaja.

  2. Yo use camisas de dormir de algodòn, de manga corta y que me llegaban a la rodilla. Tuve a mi hija en marzo y hacia mucho calor aùn. Como no amamente no me preocupe mucho por el tema de los botones y de sacar la pechuga. Lo ùnico que pensè fue en comprar pijamas que no me hicieran transpirar tanto y que fuesen còmodos.

  3. Yo me compre camisa de dormir (tipica de mama recien parida) para el primer dia en la clinica, donde te revisan entera cada dos horas… pero para los otros dias, un pijama de polera y pantalon, claro que de unas dos tallas mas de la que uso normalmente, pero pantalon, pk aunque soy una ujer hecha y derecha, aun no se dormir con camisa o vestido, termina toda la ropa enredada a la altura de mi ombligo, jojojo, tonss con el calor de la cama, me destapo y ahi, cero dignidad andar mostrando mis presas a los visitantes…. era un poco mas de incomodo de sacar que una camisa de dormir pero na, fui feliz, me destapaba y caminaba feliz sin la preocupacion de la camisa… que ademas, son tan feeeeas…

  4. Yo odio las camisas de dormir, asi es que como son tan caras opte por irme a la ropa usada donde valen 3 lucas y me compre 4 bien bonitas, abotonadas, vintage y las acorte y ajuste un poquito y listo! bien lavadas y planchadas y cause furor con la ondita.

  5. pero si en las multitiendas hay muchas camisas de dormir , y las mas de vieja tienen botones!
    algodones cosas de guagua en facebook ademas de vender los mas geniales sacos de dormir para guagua tambien tiene camisas de dormir hechas a mano

  6. La solidaridad de género…esa fue mi herramienta…porque tambien ODIO las camisas de dormir y con mayor razon esas tan mamonas o de abuelita que tienen botones para sacar la pechuga, asi que me consegui con mi mamá, mis hermanas, mis amigas. Ni ahí con gastar plata en algo que no voy a volver a usar.
    Una amiga se compró unos pijamas abotonados hasta abajo de satin bien bonitos (yo busque pero no encontré) y el primer dia cuando te vienen a mirar y oler a cada rato no se puso el pantalon…si tenia que levantarse al baño las visitas salian de la pieza y punto, asi que cero rollo.
    Otras amigas se ha estresado caleta, una se gasto como 40 lucas en las famosas camisas que tampoco le gustaban…no cachaba que lo que piden para la clinica es sólo una sugerencia,supongo que eso cave en la locura de la madre primeriza, a nadie la van a retar o mandar pa la casa hasta que llegue con lo que dice en la lista…no pueden obligarte, cada una ve por su propia comodidad.

    • Jajaja, no me imagino diciendote: “no la ingresamos hasta que no traiga la camisa de dormir” con lo que uno paga tiene derecho a ponerse lo que quiera.

  7. Una amiga me hizo dos camisas de dormir preciosas, con botones (no me gustaron las que vi en las tiendas y las que eran lindas eran carísimas!). Mi guagua nació en verano, así es que mis camisas eran blancas, sin mangas y delgaditas, pero se pueden hacer de cualquier género que a uno le guste. Son tan lindas que se pueden seguir usando de pijama (o de vestido en verano!). Le voy a decir a mi amiga que escriba acá su mail o teléfono para que se manden a hacer pijamas con ella!

  8. Nunca me pondria una camisa d dormir… Y no es obligacion usarlas en la clinica, yo para mis dos partos he llevado pijama de dos piezas, sin mangas y con botones en el pecho.
    nada de batas, sonun cacho hace mucho calor en las habitaciones y pantuflas menos… son muy inseguras, mi par de calñcetuflas y listo.

  9. Yo trate de comprarme ijamas o camisas mas adhoc.. pero al final use pijamas (porque con las camisas, sin botones, no podia sacar la pechuga) y lo mas comodo fue un pijama con pantalon tipo bombacha y la polera tipo musculosa… me la subia no mas y no se escapaba ninguna presa cuanda estaban las visitas… Mi hija nacio en Febrero.. pero no me acuerdo haber pasado calor (mas bien andar apagando el aire acondicionado)…

  10. Jajajajja. Como dice Mala Madre, fue una de mis locuras de madre primeriza. Claro que lleve camisas de dormir, una para cada día. En mi segundo parto lleve mis pijamas (short y polera), ni ahi con las camisas y de especiales no tenían nada, ultra comodos y mios! (y cuando daba pechuga me tenia q sacar la parte de arriba, como le daba a los dos juntos :S), y se iban todos pa afuera!

  11. Tremendo tema!!
    evidentemente no es trascendental, pero entre las amigas que son mamás, lo he conversado más de una vez.
    Es tema, porque algo que generalmente es intimo pasa a ser público por las visitas y las fotos. Y claro, hay preocupaciones bastantes más importantes que verse bien, pero pucha que ayuda verse digna 🙂
    Para mi primer parto compré en Barbizon dos camisas: una de satín linda linda, pero ojo! dan estáticas, y no es muy cómoda porque también daba calor con los chorrocientos grados de la clinica. Y la otra de algodón pima, más juvenil, rica la tela, la muerte, pero era más arriba de la rodilla y claro, daba lata estar fuera de la cama con mini y vienen los colegas del marido…
    Lo que si fue una buena compra: el bolerito-mañanita que era juego con la camisa, nada de ñoño y bien práctico. Era de algodón pima también y te ayudaba a taparte su poco.
    Ahora para mi próximo parto mandé a comprar pima de perú, y pretendo hacer mi propia versión ideal.

  12. Hola.
    Yo me compre unas camisas que vienen con broches tipo sostén para dar papa. Fue lo más cómodo.
    Además que las que vendían en las tiendas de maternidad eran demasiado espantamaridos con esas flores y vuelos.

    • jajajaja, si! es bien matapasiones la ropa interior de embarazada. Con la tela de un calzon haces 4 de los otros.
      Por ultimo podrian ponerle un encaje o algo menos feo.

    • si,, fui a falabella a mirar y se me acercó una vendedora a ayudarme como si fuera mi salvadora y me dice “estan la llevan mucho las mamitas”, y yo “si, pero es HORRIBLE!”, me salió del alma. Un espanto floreado verde agua hasta el tobillo. la vendedora no apareció más…. jajajaja

  13. mi mamá tenía guardadas una bien viejas de una tienda que era típica antes “las bordadoras de conchalí” del año de la pera. yo le dije que no iba a gastar ningún peso en camisas de dormir (NO TENÍA) y ella me las lavó, blanqueó, etc, estresadísima pensando que quizás con qué pijama le salía la niña. Eran bien anticuadas, pero nada taaaan terrible y no gasté nada. lo mejor. Ahora en la casa duermo con polera porque es más cómodo levantársela que la camisa de dormir, que hace mucho bulto. cuando deje de dar papa y esté más mina que nunca, voy a invertir en una camisa de dormir preciosa, pero para tenerla salpicada de leche y subida arriba del cuello arrugada toda la noche, no gastaré plata de más.

  14. Yo sí decidí gastar en las camisas porque quería verme regia en la Clínica y andar cómoda, además que que como era mi primera baby, los últimos meses me había gastado hasta la plata que no tenía para armarle la pieza y comprarle ropitas y cachureos (sí, obviamente como mamá primeriza me volví un poco loca), y este fue el único gasto dirigido exclusivamente a mi persona. Para la que sufra de mi misma debilidad mental y ganas de endeudarse, les recomiendo mucho las camisas de la tienda Amapolas (http://www.pijamasamapola.com/), son súper bonitas y modernas, porque yo tampoco quería esas llenas de vuelitos o que parecen sacadas del baul de la abuelita, además la tela es de algodón, que algo permite capear los calores horrorosos de la clínica…

  15. yo soy frioleeenta, y tengo pijama de polar, y era tan incomodo levantarlo qu le hice un tajo a la altura de las pechugas, jajajaja, y me pongo una polera con tiritas debajo, la que bajo cuando le doy pecuhga a mi gorda y mi espalda calentita, claro que tiro mas pinta, jajaja…

  16. Como a mi me toco en pleno verano me compre en falabella unas camisas de satin super lindas (y nada de baratas), manga corta, abotonadas adelante pensando en que me sirvieran para despues del parto, pero no cachaba que en la clinica ponen en el colchon un protector que es como plastico asi que me hacian transpirar N, tambien me habia comprado un pijama, pero por la cesarea no podia usar el pantalon, asi que todo mal. Por “suerte” cuando las lave se deshilacharon enteras, asi que las devolvi por la mala calidad del producto y las cambie por varios sostenes maternales bien buenos.

Comments are closed.