Malditas náuseas durante el embarazo

IMG_3614photo © 2005 Russell James Smith | more info (via: Wylio)
por Lena

Definitivamente uno de los puntos negativos del embarazo son las náuseas, esa permanente sensación de asco que es realmente como una lotería. Puede ser que tengas cinco hijos y nunca las vivas o que tengas sólo uno y justo te toque. La intensidad también varía, pueden ser desde un pequeño malestar a convertirse en algo realmente invalidante y que no te permitan salir de la casa. Y para qué hablar del momento en que se van que también es una cosa un poco misteriosa, porque aunque a la mayoría se le pasan cerca de los tres meses hay gente que las siente hasta el final.

Afortunadamente a mí solo me tocaron náuseas leves. A veces al despertarme sentía un poco de asco, pero si comía algo incluso antes de salir de la cama – guardaba galletas en el velador – prácticamente desaparecían. Eso sí, en los pocos momentos en que me sentí mal pude comprender lo desagradable que es y comencé a admirar a todas esas mujeres que las sufren con intensidad y deben seguir trabajando y haciendo su vida normal. Realmente no sé cómo lo hacen.

Cada uno tiene sus remedios, pero a mí las cosas ácidas me las quitaban bastante. Comer cosas con limón – que nunca me ha gustado – me hacía sentir mejor, el mismo efecto lograban las frambuesas. En cambio si me acercaba a una presa de pollo o sentía que estaban cocinando pescado, el asco era realmente incontrolable, tanto así que nunca más pude mirar estas comidas con la misma cara. Hoy – a años de mi embarazo – las como, pero alguna reminiscencia de mis náuseas siento.

19 COMMENTS

  1. yo soy de las suertudas que (estoy en mi 2 embarazo) nunca las ha sentido…pero compadezco a las que si, porque sé por mis amigas lo terrible que es, y además, que cuando duran mas de 3 meses poco menos que nadie te crea que siguen , y que estas alaraqueando

  2. yo las tuve hasta casi los 6 meses y durante los tres primeros casi no comí porque vomitaba todo!!!!!!! me dieron licencia una semana pq de verdad ya no podía levantarme, estaba demasiado debil y después si bien no las tenía todo el día y podía comer algo, vomitaba todas las mañanas sin falta pura bilis, me iba demasiado debilucha al trabajo, llegaba blancaaaaaaa!

  3. Yo no tuve nauseas ni sialorrea, ninguna molestia!… si sentia especial sensibilidad a olores desagradables, desarrolle un olfato que yo decia qe era mi primer super poder de mama y con cosas como olor a queso o carne, sentia asco guac. Y para eso la solucion aromaterapia era oler un limon… entero sin partir ni nada, entero lo sostenia entre mis manos al respirar, me ayudo bastante.

  4. sii!!! ayuda caleta andar trayendo un olor que a una le agrade, pa pasar el asco de algún olor malo repentino. yo andaba con mentolatum pa olerlo, con una colonia amen tb.
    y parece q es común lo del sabor ácido, yo creo q los antojos son esos, cuando el cuerpo te pide ciertas cosas me imagino q porque le faltan, no porq sea un capricho. a mi me daban ganas de comer mucha espinaca, alcachofa (que justo se había terminado la temporada), espárragos, etc.

    • yo también comí muchas alcachofas! y pepinillos y mandarinas.
      Tuve asco desde el principio hasta la semana 13. Vomitaba todos los días y varias veces al día. Por suerte eran náuseas y asco a nada específico, el único olor que me pateaba era el de la tinta del diario -bien rebuscado!- así es que era fácil evitarlo.
      Lo único bueno del asco es la sensación de que uno está embarazada, porque a mí al menos, cuando se me pasó el asco, empezó una etapa como muda del embarazo, mi hijo era muy chico y todavía no lo sentía y tampoco había otros síntomas… ese es el lado positivo de las náuseas!

  5. A mi no me dieron y en general no tuve males mayores. Aunque me podria haber dado un poquitititititio para ver si paraba un poco de comer…

    • jajaja, opino igual que tú Cux, comí como chancha desde el principio, ahora estoy luchando por bajar aquellos kilitos regalones 😉

  6. Yo, no tuve nauseas, si acidéz, que nunca en mi vida habia tenido, y es lo peor… esa sensación de tener acido en la garganta (en verdad es acido, jajaja)… lo que si… me hizo sufrir… es que le tome un asco a ciertos alimentos, hasta el dia de hoy (estoy en la cuenta regresiva para el parto). Antes de embarazarme con mi macho alfa ibamos a comer a un restaurant arabe las tipicas hojitas de parra y un sandwich llamado shawerma. que en verdad amaba a morir… pero ahora, solo imaginarlo me dan ascooo.. ahora mismo siento asco, jajaja…

    pero bueh! un minimo precio que pagar por tener a mi beba pronto conmigo, y lo minimo en comparacion a tantas mujeres que estan medio embarazo en cama o con mega cuidados…

  7. son horribles ! yo tuve hiperemesis gravidica ( vomitos excesivos) me inyectaron B12, pero nada ! desaparecieron como por arte de magia ! las evitaba chupando limón para cuando venias esas ganas terribles, también comía mucha manzana, animo a todas las que experimentan esa etapa desagradable !

  8. En el primer embarazo me pase las primeras 12 semanas abrazada al wc, no podia comer nada durante todo el dia, si probaba una cucharada de algo vomitaba como si me hubiese comido el plato entero y era tan explosivo que muchas veces no lograba llegar al baño…menos mal que no estaba trabajando, porque me sentia como las esfericas.
    En el segundo fueron solo nauseas y mareos, por lo que ir a la oficina en la mañana era una tortura…entre los apretones, olores y zangoloteos del metro y transantiago…estaba tirada encima de mi escritorio con los ojos cerrados, para que el mundo no girara tanto a mi alrrededor, hasta la hora de almuerzo. Entonces mi jefa se paleteo dejandome llegar mas tarde y asi darme tiempo de pasar las nauseas y mareos matutinos que se casi desaparecian si salia de mi casa tipo 9 am en vez de las 7:30…en todo caso mi doctor siempre muy comprensivo me ofrecio tomarme unos dias si la cosa era insoportable.

  9. yo tuve nauseas y vomitos los 9 meses de mis dos embarazos… baje como 8 kilos embarazada porque no comia casi nada y lo poco que comia vomitaba… uf!!!!!! fue atroz

  10. Yo tuve la suerte de no tener ni nauseas ni vomitos en todo el embarazo, lo que si mi olfato se agudizo demasiado, x lo q habian olores que me revolvian el estomago, en todo caso lo que hacia en las mañanas cuando tomaba el metro era mascar chicle o chupar algun dulce de menta para neutralizar los olores desagradables de la gente.

  11. Yo tuve pocas nauseas, pero en el trabajo era casi un show bajar los cuatro pisos para llegar al baño. Al final pedí un medicamento, con el que dije adios a las nauseas.
    La otra cosa incomoda, fue el asco a los olores, antes de embarazarme teniamos asados casi semanalmente con mi esposo, despues de eso… nada, aunque fue un poco dificil estar con tres meses de embarazo en fiestas patrias.

  12. Mis nauseas eran puntuales: Al despertar y cuando me lavaba los dientes.
    Para la primera una amiga me recomendó las galletas de jengibre, y como no siempre son fáciles de encontrar al final me las hacia yo, todas las semanas un tarrito y en la noche dejaba una en el velador. Apenas me despertaba me comia la galleta y santo remedio.
    Para el cepillado de dientes no encontré solución 🙁

  13. Desde la semana 6 de embarazo he SUFRIDO de Acidez, Reflujo, Nauseas, Asco, Vomito (ocacional) y no puedo sentir el olor a carne cocinándose, ni pollo, ni pescado….
    Ya llevo 17 semanas de embarazo y esos síntomas han desaparecido… pero ahora me da fatiga …. acompañada de una sensación horrible de vacío y aunque coma como cerda no se me quita !!!
    Soluciones:
    Para la Acidez y el Reflujo mi doctor me dió Maalox es buenisimo, pero tiene de efecto secundario estreñimiento y estitiques.
    Para las nauseas, cosas cítricas, limón con sal (excelente), cosas acidas (gomitas acidas loop), canada dry con gotas de limón, también me sirvió N el chucrut (raro).
    Para que no les pase nada al levantarse…. unas galletas en la mesita de noche con un vaso de jugo.
    Lo otro que me paso y a otras amigas también fue que al estar en la ducha sentimos nauseas y arcadas fuertes….. dato abran la ventana y no dejen que el baño se les llene de vapor que como tiene menos oxigeno hace que la sensación sea asquerosa.
    Lo demás…. a su gusto, pk cada embarazo y síntomas son distintos….

  14. Con mi primer embarazo vomité unas tres veces, pero nada terrible. Con el segundo embarazo, me sentí un poco peor. Sobre todo, temprano en la mañana. Soy profesora y tengo que llegar tempranito, entonces, tomaba desayuno en la sala, mientras llegaban las niñitas, y llegaba al colegio y me lavaba los dientes allá, porque el asco de comer y lavarme los dientes a las 7 am eran terribles. Así lo solucioné un poco. Igual vomité más,y como caminaba a mi casa y el vómito de embarazada es bien explosivo, , incluso me tocó vomitar en la calle, así afirmadita de la pared en la vereda. Muy humillante, menos mal nadie me vio!!!! Luego mi doc me dio una pastillita mágica para tomar en caso de náuseas y santo remedio. Yo creo que hay que tratar de buscar soluciones. A veces un simple cambio de rutina hace que todo sea más llevadero, sobre todo a embarazadas que trabajan.

Comments are closed.