Guía del apego

“El apego es el vínculo afectivo que un bebé forma con los adultos significativos que están a cargo de su cuidado, quienes pueden ser la madre, el padre o un familiar cercano. El Apego protege al bebé de situaciones peligrosas o estresantes que puede vivir en su quehacer diario. Cuando el niño o niña se siente cansado, asustado o enfermo, va a recurrir a estas figuras de apego y buscará en ellos consuelo y cuidados.”

Esto es lo que nos dice la didáctica guía de apego Pampers escrita por la neuropsiquiatra infantil Amanda Céspedes y la psicóloga y profesora María Pía Santelices, investigadora del departamento de Infancia Temprana de la PUC que se puede adquirir gratuitamente descargandola de este link.

En ella nos encontramos con explicaciones muy claras sobre los tipos de apego (Apego seguro; Apego inseguro ansioso ambivalente; Apego inseguro evitativo); bases médicas para entender el Apego; y estudios que demuestran que los niños y niñas que desarrollan un Apego seguro presentan un mejor desarrollo, una mejor autoestima y una identidad integrada. También se refieren a los mitos que circulan sobre el tema, definiendo por cierto que el concepto de Apego se asocia más a “autonomía” que a exceso de dependencia.

Descarga la guía completa acá: Guía del Apego.

A continuación dejamos un fragmento de la guía en la que detallan las etapas del desarrollo del apego de 0-3, 3-6, 6-12 y 12-24 meses.

Etapa 1: Apego de los 0 a 3 meses del bebé
Características:
– El bebé está focalizado en la satisfacción de sus necesidades básicas (alimentación, sueño, limpieza y protección) y afectivas (miradas, contacto, arrullos y sonrisas).
– Sus principales canales de interacción son el visual y el auditivo.

En este periodo es importante que los padres o adultos significativos:
• Desarrollen la confianza básica en el bebé, en un espacio de miradas y sonrisas. La madre puede lograr esto a través de la lactancia.
• Tomen consciencia de las señales del niño(a), para lo cual es importante observar los signos que nos comunican. Interpreten adecuadamente estos signos, es decir, traten de entender qué nos quiere comunicar.
• Respondan a las necesidades del bebé de manera apropiada y en el momento oportuno.

Etapa 2: Apego de los 3 a 6 meses del bebé
Características:
– El niño(a) comienza a focalizarse gradualmente en su entorno y a explorarlo visual y táctilmente con mayor fuerza.
– Es el período del despertar social y aumentan los intercambios en la interacción.
– Empiezan a emerger las interacciones vocales (ruidos y balbuceos).

Es importante que en este periodo los padres o adultos significativos:
• Interactúe con el bebé a través de distintos canales (visual, vocal, táctil y afectivo).
Imite los sonidos que hace el bebé, estableciendo verdaderos diálogos, en los cuales haya turnos para el bebé y el adulto.
• Sea sensible a sus necesidades y desarrollo.
• Sea capaz de “explicarle” al niño(a) las emociones o actitudes que éste manifiesta.
• Comparta un tiempo de calidad de interacciones en un contexto de alegría y juego.

Etapa 3: Apego de los 6 a 12 meses del bebé
Características:
– Este niño(a) ya está más interesado en el mundo que lo rodea.
– A los ocho meses comienza el temor a los extraños y la angustia de separación, porque identifican con mayor claridad quiénes son sus figuras de Apego y quiénes son personas desconocidas.
– Comienza la capacidad de autorregularse, es decir, puede modular un poco más sus emociones.
– Intenta comunicarle al adulto lo que le interesa o lo que quiere (por ejemplo, apuntando con el dedo).
– Busca compartir con el adulto la atención por las cosas que llaman su atención.
– Comienza una mayor independencia motora, a través del gateo y de la marcha, lo cual fomenta una mayor exploración y autonomía de los padres.

Es importante que en este periodo el padre o adulto significativo:
• Además de seguir siendo sensible a las necesidades del niño(a), vaya gradualmente permitiendo que el niño(a) aprenda a regularse: observar si el niño(a) logra resolver algún obstáculo por sí mismo y sólo intervenir si necesita ayuda.
• Equilibre la cercanía física con el niño(a) a través de la estimulación de su exploración y autonomía. La meta es fomentar la autonomía en un contexto de seguridad, para que el niño(a) pueda pedir ayuda si lo necesita.
• Sea capaz de “explicarle” al niño(a) cómo funciona el mundo que le rodea, así como explicarle las emociones o pensamientos que todas las personas tienen.

Etapa 4: Apego de los 12 a 24 meses del bebé
Características:
– Este niño(a) ya muestra un estilo de relación que lo lleva a tener un comportamiento característico con los adultos significativos, el que puede ser más seguro o inseguro.
– Durante esta edad logra el dominio de la marcha, desarrolla habilidades motrices más complejas y logra la adquisición del lenguaje.
– Muestra mayor autonomía, pero frente a dificultades busca a sus padres para recibir protección o consuelo.

Es importante que en este periodo el padre o adulto significativo:
• Estimule la autorregulación del niño(a), dándole espacio de conciliar el sueño solo, que comience a comer de manera independiente y hacer pequeñas tareas autónomamente.
Refuerce en el niño(a) sus capacidades y habilidades.
• Transmita al niño(a) su disponibilidad incondicional en caso de necesidad.
• Sea sensible a sus necesidades acorde a su etapa de desarrollo.
• Establezca ciertas normas y límites para darles seguridad y fomento del autocontrol.
• Tenga en cuenta que los padres son el principal modelo para los hijos. Por lo tanto, para lograr una conducta es fundamental practicarla con ellos.
• Permita que su hijo se equivoque, promoviendo la autoestima, sin pretender que tenga un comportamiento perfecto.
• No olvide despedirse y luego saludar al bebé en los momentos de separación. Así, los niños aprenden a separarse de manera más natural, sabiendo que habrá un reencuentro cercano.

3 COMMENTS

  1. Gracias un montón por la guía, nunca pensé tener hijos y ahora que estoy embarazada me vienen todos los miedos de ser una mala madre, espero equivocarme menos gracias a este post!

  2. Siempre estoy tratando de ser la mejor mamá y me cuestionó ene las cosas, quiero amarla por sobre todo pero tampoco quiero que se crie mamona ni “fundia”, es que como mamá primeriza soy hiper sobreprotectora…quien dijo quera facil la pega de ser mamá?

  3. que buena muchas gracias!! tb soy mamá primeriza asi es que me encanta leer sobre las etapas de los niños.

Comments are closed.